Las claves en la gestión del talento humano

15 octubre, 2019
Comparte

La gestión del talento humano aglutina todos los procesos enfocados a organizar, diseñar, atraer, gestionar, desarrollar y motivar a los profesionales. Lo que se busca al llevar a cabo esta práctica es un equilibrio entre los trabajadores, el enfoque humano y los objetivos y metas de la empresa. Pero, ¿por qué es necesario conocer las claves en la gestión del talento humano?

Según los expertos un trabajador puede tardar «hasta seis meses en adquirir la productividad adecuada, año y medio para integrarse en la cultura de la empresa y dos años para que conozca la estrategia y actividad de la organización». Estas afirmaciones solo confirman la premisa de que es sumamente importante saber gestionar el talento que tenemos dentro de la empresa con el objetivo de que los beneficios y resultados a largo plazo sean mayores y mejores.

¿Cómo debemos gestionar el talento humano en nuestra organización?

Captación de talento

La primera clave para gestionar el talento humano es descubrirlo y captarlo. En este caso lo que se debe hacer es una selección correcta y optar por los profesionales que más beneficios y ventajas vayan a aportar a la empresa. Algunas empresas utilizan técnicas concretas para hacerlo. Por ejemplo, evitan poner la oferta en un portal de trabajo conocido, optando por otras estrategias, crean entrevistas y pruebas específicas o personalizadas para evaluar a cada candidato.

Retención de talento

La segunda clave, después de haber captado el talento, es conseguir retenerlo. Hay que tener en cuenta que es posible que los profesionales que más aptitudes, actitudes y conocimientos tengan, más inquietos serán y más facilidad tendrán para cambiar de organización si se le ofrecen mejores condiciones.

Por esta razón, es importante que si has encontrado un buen talento trates de mantenerlo dentro de la empresa. Para hacerlo se recomienda una adecuada motivación que satisfaga sus necesidades económicas, pero también que se haga referencia a su crecimiento y desarrollo personal y profesional y se reconozca su trabajo.

Motivación

Otra clave, muy relacionada con lo anterior, es la motivación. Si el profesional que hemos incluido en nuestro equipo no encuentra la suficiente motivación en el entorno laboral terminará por abandonar la empresa y marchándose a otra, por esto la motivación es crucial. Son importantes varias cuestiones, entre ellas:

  • Intentar adaptar la manera de trabajar de la organización a los empleados y no al revés.
  • Promover la rotación de funciones y responsabilidades. De esta manera podremos ver cómo se desenvuelve cada profesional en cada área. Sin duda la rigidez es un enemigo de la gestión del talento, porque no deja lugar a la creatividad, al descubrimiento de nuevos talentos, etc.
  • Proponer metas y objetivos a modo de incentivo y para romper la monotonía.
  • Crear un clima adecuado. Un buen gestor del talento humano tiene que crear un ambiente de trabajo que inspire, motive e incentive.
  • Mejorar la convivencia laboral para evitar conflictos y rivalidades.

Pero la motivación no es solo beneficiosa para que el profesional decida quedarse en la organización, también para que sea más optimista, eficaz y productivo en el desarrollo de su trabajo e incentive al resto. Uno de los mejores ejemplos de empresa y motivación es un gigante llamado Google, que se ha encargado de crear una sólida cultura de empresa a las que los trabajadores se sienten orgullosos de pertenecer.

Crear una empresa atractiva para trabajar en ella

La siguiente clave es hacer atractiva tu empresa. Es necesario proyectar los puntos fuertes de tu organización para que el talento profesional quiera y desee trabajar ahí. De esta manera no solo serás tú el que tenga que ir en busca del talento, sino que el talento vendrá a ti.

La diversidad también es clave en la gestión del talento humano. La persona que se encargue de liderar el equipo agradecerá contar con perfiles distintos y que se complementan entre sí antes que con profesionales muy buenos pero similares. Algunas investigaciones aseguran que la diversidad en los equipos de trabajo propicia la creación de mejores ambientes. De hecho, un informe de la Fundación CEDE asegura que «una adecuada gestión de la diversidad se convierte en una ventaja competitiva para la empresa y para reforzar la imagen de marca».

Es muy importante recordar que un buen gestor del talento humano no tiene que estar siempre en búsqueda de un nuevo profesional. Más bien es al contrario, es importante que se descubran habilidades del personal que ya tenemos. Esto solo se puede conseguir promoviendo la motivación, otorgando nuevas responsabilidades, proponiendo objetivos y creando un buen ambiente de trabajo.

También te puede interesar
4 junio, 2019
Cómo hacer un «elevator pitch»

¿Sabes qué es un «elevator pitch»? Te damos algunos consejos para hacer que tu elevator pitch sea eficaz.

14 mayo, 2018
Nuevas tecnologías para introducir en tu negocio

Con la llegada del siglo XXI se está produciendo la tercera revolución industrial: la de las comunicaciones. Te damos las claves para adaptar tu negocio al nuevo entorno usando las nuevas tecnologías.